Xantolo | El Dia de los Muertos

Historia por Aldu Salazar

Mi día festivo favorito es Xantolo, aunque en algunas regiones se le conoce como "Día de los Muertos," en la región Huasteca que conforman estados como Hidalgo, San Luis Potosí y Veracruz, es mejor conocido como antes mencione.

En donde este consiste en el adorno y creación de un arco y un altar como recuerdo a los familiares y amigos ya acaecidos.

Xantolo es muy famoso en nuestra región (Huejutla) no solo por el colorido con el que se viven estas fiestas, si no por la alegría que muestra la gente al recordar a sus seres queridos, es decir, los vivos resignados a la perdida celebramos el recuerdo de la persona muerta.



El festejo principalmente ronda en los hogares, en donde de manera particular construyen arcos de caña, adornados con palmilla, flor de muerto (Cempasúchil) y mano de león, para que debajo de este se coloque un altar en donde de una forma ritual colocan alimentos, veladoras y todo aquello que caracterizaba o gustaba al difunto (su ropa, una fotografía, vino si le agradaba etc.).

Las ofrendas se realizan al mediodía del 1 y 2 de noviembre y no solo son acompañados por el humo del copal quemándose en el copalero, si no por la multitud de cohetes que se encienden a esa hora exacta en todo el pueblo (se podrán imaginar que es fácil enterarse cuando son las doce del día).

Por otra parte de manera general y como parte de otro elemento importante de esta fiesta, están los disfrazados o coles, mismos que son hombres ya sea vestidos como mujeres o ancianos.

Estos recorren las calles junto a un Trió (músicos), para ver en qué casa solicitan sus bailes.

Juntando de esta manera dinero para estos (resaltando ante todo que parte de la tradición consiste en que no se sepa la verdadera identidad de las personas que se encuentran detrás de la máscara).

Además de lo anterior existen las visitas a los panteones, ya que Xantolo es una celebración para los acaecidos el día 2, las personas abarrotan las tumbas de sus difuntos y las llenan de ofrendas, flores y cohetes.

Y aunque según los pueblos los detalles varias, esta es igual o al menos en significado.

Además de todo lo anterior, lo que también me gusta de esta tradición es que como toda la población hace arcos, los mercados no cierran en estos días ni de día ni de noche.

Por lo que las calles se llenan de personas indígenas vendiendo flores, al pueblo llegan camiones llenos de materiales para este evento y pues en las calles solo escuchas música de los danzantes, hueles a comida recién hecha y a copal, ves colores vivos en amarillos y rojos, pero sobre todo sientes como tus familiares muertitos disfrutan y se encuentran contigo en estas fiestas exclusivamente para estos.